Pequeños luciferes

Comparte tus experiencias, la visitas a médicos y dermatólogos, logros, fallos...
sara229
Mensajes: 1
Registrado: Mié Jun 14, 2017 7:46 pm

Pequeños luciferes

Mensaje por sara229 » Dom Jun 25, 2017 6:38 pm

Hace mucho nadie escribe por aquí, asi que me he tomado el atrevimiento de volver a dar vidilla a esto :) veréis... no soy nadie en especial, soy una chica morena de 23 años que, aligual que muchas de las persones que se han pasado por este foro, también convivo con estos pequeños luciferes como les llamo yo... los queloides. Digo lucifer porque estos pequeños y rebeldes bultos han formado un completo infierno en mi interior.

Como todos los que estamos aquí sabemos y estamos viviendo, nadie o pocas personas nos comprenden. Muchos creen que exageramos demasiado, “sólo son granos”, que le damos importancia a lo que no la tiene, “hay cosas peores y tu fijándote en esa tontería”. Sí, es cierto, siempre podría ser peor, pero cada uno somos de una forma y yo no elegí vivir de una manera tan triste y acomplejada porque sí, eso viene de dentro.

Mi primer queloide, actualmente del tamaño de una judía, apareció en el centro de mi escote cuando tenia 14-15 años. Típico, ¿tengo acné? Los granos son para hurgar, estrujar, mola cuando los petamos, claro que sí, hasta que algo se torció: por mas que estrujaba aquel granillo/espinilla, no se iba. Pasaron los días, las semanas, los meses… y seguía ahí, incluso parecía que crecia, se endurecia y se enrojecia mas. Cuando volví la cara habian pasado casi 10 años, y aquí esta hoy conmigo, en el mismo lugar. En estos 10 años probé cremas… parches… pomadas… pero nada funciono y me obsesione con las miradas… esas miradas de los demás que se desvían cuando algo les parece extraño. Ahí empezó mi tormento. Quizá solo estaba en mi cabeza y no era para tanto, pero tome la decisión de que lo mejor era esconderlo y asi todos me mirarían a los ojos cuando hablara. Mas adelante me salieron 3 más, 2 pequeños en los hombros y uno del tamaño de una lenteja al lado del veterano.

Poco a poco mi habitación fue cambiando… ya no había camisetas de tirantes ni escotes en el armario, ya no había fotos mias y con mis amigos luciendo el pecho, ahora salía en todas con ropa hasta el cuello, ya no había en la mesita mis collares favoritos, ya no estaba el espejo al lado de la puerta donde me miraba tantas veces cuando me arreglaba… ya no había sonrisas, ni ganas de conocer a nadie, ya no iba a mi lugar preferido, la playa, ya no encendia las luces cuando me duchaba o cuando estaba intimando con mi chico, ya no quería ni mirarme en ninguna parte reflejada… Y así, chic@s he vivido durante todos estos años :cry:

Durante estos 10 años solo 3 personas han sabido mi gran complejo. Mi madre y mis 2 mejores amigas. Nadie, en absoluto nadie más, lo sabía.
Este año todo ha cambiado. Todo empezó cuando una noche cenando, mi padre me vió el queloide veterano en un descuidon que se me bajó la blusa y dijo: ui que es eso del pecho tan rojo?! :o empece a enrabiarme mucho, a llorar, empece a dar golpes… a sentirme una mierda… a sentirme inútil :cry:
Me encerré en el baño 2h llorando y diciéndome en el espejo: porque tu? Porque no puedes ser como los demás? Porque tienes esta desgracia? No entiendo porque después de 10 años, esa noche me sentí asi… pero ahora creo que fue la gota que colmo el vaso, la señal de que no podía seguir asi, de que aquello no iba a cambiar, ni desaparecer, ni podía volver al pasado y corregir aquel fatídico dia, en definitiva, no podía vivir de la manera que lo estaba haciendo. No podía ser que un bulto me impidiera hacer una vida normal. Mi padre pico a la puerta y me dijo estas palabras: Sara (así me llamo :) ) tu siempre has sido y seras especial, hecho de menos tu sonrisa y ahora se lo que te la ha quitado… merece la pena…? Y me dejó sola, pensando. Me seque las lagrimas y a partir de ese dia todo dejo de ser lo que era.

Mis pequeños queloides… he aprendido y me ha costado horrores entender, que no vais a iros, que vais a venir conmigo a la tumba. Que por muchos experimentos, potingues y mil cosas que quiera poneros por encima, ahí seguís y seguiréis y como no puedo más, no puedo mas con esta situación de amargura, decidí dejar de esconderos. Asi sin mas, se acabó. Quien me quiera, debe querer mis cicatrices tambien, somos un pack por mucho que me siga costando aceptarlo y cuanto mas luche contra vosotros mas me destruyo y mas oportunidades de todo pierdo.

He vuelto a la playa chic@s y sí, la gente mira. Y mucho. Creeran que me da pereza petarme granos, pero ya me canse de dar explicaciones. Actualmente mi habitación vuelve a ser la que era… lleve mis collares preferidos a la joyería y los he cortado en forma de gargantilla, asi no me roza en el queloide veterano, en las fotos aparezco sonriente, he vuelto a colgar el espejo para mirarme antes de irme de fiesta y mi armario esta en proceso de renovación, comprando escotes y camisetas de tirantes de nuevo.

Quiero deciros que aunque no nos entienden mucho y quizá algunos se rian de nuestras historias por ser “absurdas”, solo los que vivimos con esto sabemos la verdad y no cal dar mas explicaciones. Solo quiero deciros que ADELANTE, que si se puede vivir con queloides, es un proceso largo y hay muchos bajones por el camino, yo los sigo teniendo, pero no podemos vivir asi porque perdemos tantas cosas por ellos.. A veces no hay otra salida mas que mostrarnos al mundo con la cabeza alta. Cuesta mucho pero hay que ser realistas con lo que tenemos y aceptarlo, sólo así podremos ser libres… como antes de tener estos pequeños luciferes.

Con cariño,
Sara :P

PD: actualmente no utilizo ningun tratamiento, tan sólo me pongo protector ISDIN con color (es como un pintalabios) y disimula mucho! Tambien uso la pomada DECLOBAN cada vez que me sale cualquier granito o espinilla rara para evitar que se forme un queloide, es muy buena.

Responder